Urkullu defiende el Concierto como modelo de financiación autonómica que no es privilegio sino justo y necesario

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido el Concierto Económico vasco como modelo de financiación autonómica porque, asegura, “no es un régimen de privilegio”, sino “un sistema justo y solidario”,...
Urkullu 2

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido el Concierto Económico vasco como modelo de financiación autonómica porque, asegura, “no es un régimen de privilegio”, sino “un sistema justo y solidario”, que “puede ser una referencia para el sistema de financiación de las comunidades”.

Urkullu hace estas reflexiones en un artículo que publica hoy el diario El País, donde, bajo el título de “Riesgo unilateral y solidaridad”, el lehendakari sostiene que el Concierto Económico y el Cupo vasco “proceden de una relación histórica basada en el pacto y la autorresponsabilidad fiscal y financiera” y constituyen “un sistema eficiente y transparente a la hora de administrar los recursos”.

Opina que “lo realmente constructivo” a la hora de establecer un modelo para el resto de las comunidades autónomas sería “analizar” el Concierto vasco como “referencia que permita avanzar en un nuevo sistema descentralizado de financiación que resulte más eficiente, justo y solidario”.

Para llegar a esa conclusión, el lehendakari hace un repaso de los orígenes históricos del Concierto -“instrumento de relación económica y financiera entre Euskadi y el Estado desde el año 1878”- y de cómo la Constitución de 1978 recuperó y reconoció los Derechos Históricos “como singularidad y modo de anclaje del autogobierno vasco en un modelo de Estado plural”.

Destaca que el Concierto está avalado por la Unión Europea y que además cuenta con el “respaldo unánime de las instituciones vascas”.

Según Urkullu, el Concierto es “un régimen fiscal transparente”, cuya eficacia “depende de un adecuado ejercicio de responsabilidad, rigor presupuestario y equilibrio financiero”, y recalca que en absoluto supone un “privilegio” respecto al resto de las autonomías porque “los vascos pagamos nuestras competencias con lo que recaudamos. Nada pedimos al Estado”, subraya.

Recuerda también la obligatoriedad y la prioridad de aportar el denominado Cupo Vasco que está destinado “tanto a sufragar las cargas generales del Estado, sus funciones básicas, como a contribuir al Fondo de Compensación Interterritorial” y “compensar a las comunidades autónomas menos favorecidas económicamente o más deficitarias”.

“Euskadi contribuye a las competencias del Estado con el 6,24 % de todos los gastos relativos a competencias ‘no asumidas” por el País Vasco, sostiene el lehendakari en su artículo, y asegura que el Concierto “no favorece la reducción de impuestos ni posibilita que Euskadi sea un paraíso fiscal”.

Incluso recuerda que la presión fiscal media en esta región “ha sido siempre superior a la española desde el año 1981” y que lo sigue “en más de tres puntos”.

Según Urkullu, el Concierto es “un sistema de riesgo unilateral porque Euskadi depende de su propia capacidad para recaudar impuestos” y el Cupo es “la primera obligación” de esta Comunidad, “independientemente de la evolución de la recaudación” y en función de un cálculo del Estado.

El importe del 6,24 % de las “cargas no asumidas” que Euskadi abona al Estado es para el lehendakari muy superior al “peso relativo de la población vasca, que representa el 4,67 % del total”· y está “por encima del peso relativo de la riqueza o participación en el PIB, que se encuentra en el 6 %” y es el mismo que se aporta al Fondo de Compensación Interterritorial, añade.

El lehendakari destaca que el Cupo es un sistema “respaldado, negociado y pactado” desde hace años y un procedimiento “absolutamente transparente” que supone “un ‘punto de soldadura’ entre Euskadi y el Estado”

Secciones
#OrainEuskadi#OrainPolitika#OrainPortada

Relacionado con