ULTRAS (Un artículo de Xabier Lapitz)

El debate sobre la RGI, con todas sus aristas, es muy complejo aunque bastaría una simple frase para un acuerdo básico: ayudas para quien las necesita y que garantice...
Xabier Lapitz

El debate sobre la RGI, con todas sus aristas, es muy complejo aunque bastaría una simple frase para un acuerdo básico: ayudas para quien las necesita y que garantice su no exclusión social. Sucede que algunos vascos se creen que por eso, por ser vascos, deben recibir más ayudas que los no nacidos en Euskadi. La bola la empezó Maroto, pero ahora envueltos en ikurriña le salen adeptos cuyo mensaje es asimilable a la extrema derecha que recorre Europa con cierto éxito: UKIP, FN, Amanecer Dorado, Alternativa para Alemania, el partido por la Libertad holandés, etc.  O en Madrid, el llamado Hogar Social que defiende las ayudas primero para los españoles. Ya ven, se empieza por la RGI, se cuela el racismo y a partir de ahí la islamofobia y todas las demás fobias. No son muchos, pero el germen está ahí, en las redes sociales donde el debate no pasa de nivel “cuñado”.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainOpinión#OrainPortadaEl Lapitzero

Relacionado con