Sánchez e Iglesias pactan un salario mínimo de 900 euros y más ayudas para vivienda

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros y un aumento de presupuesto para el plan estatal de vivienda con mayor protección a los inquilinos y posibilidad...
Sanchez e Iglesias

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros y un aumento de presupuesto para el plan estatal de vivienda con mayor protección a los inquilinos y posibilidad de que los ayuntamientos regulen los precios del alquiler son algunos de los puntos del acuerdo presupuestario entre el Gobierno y Podemos.

El acuerdo, firmado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa, contempla una subida del IRPF para las rentas superiores a 130.000 euros, según han confirmado a Efe fuentes de la negociación.

PNV y EH Bildu decidirán si apoyan el pacto presupuestario cuando lo vean

 PNV, EH Bildu y el resto de partidos nacionalistas no han mantenido ningún contacto con el Gobierno o con Podemos sobre el acuerdo presupuestario que han alcanzado ambos y están a la espera de ver el pacto para determinar si lo apoyan, han confirmado a EFE fuentes de estas formaciones.

Según fuentes de los nacionalistas vascos, están abiertos al diálogo para favorecer la estabilidad desde los cinco diputados que tienen.

Están ahora mirando el detalle de ese acuerdo, que revierte muchos de los recortes aprobados por el Gobierno anterior del PP, y esperan que en el trámite de la negociación con el resto de grupos “no se pisen los callos los unos a los otros”.

Son conscientes de la situación tan complicada que hay para sacar las cuentas adelante y por eso, han asegurado desde la formación jeltzale, plantearán medidas razonables.

Para EH Bildu (2 diputados), este acuerdo contempla avances importantes en materia social, pero han subrayado que estos tienen que materializarse.

La pelota, por tanto, sigue estando “en el tejado” de Sánchez y depende del presidente del Gobierno que todo quede en una “maniobra de markéting político” o se pongan en marcha, añaden.

Desde ERC, que cuenta con nueve escaños, han señalado a EFE que siguen sin tener noticias del Ejecutivo, pero tiene claro que en algún momento acudirán a ellos.

En todo caso, los republicanos catalanes dejan claro que no se sentarán a hablar de los Presupuestos mientras el Gobierno no mueva ficha en la cuestión del derecho a la autodeterminación, la situación de los presos y exiliados y las acusaciones ante el Tribunal Supremo.

Tampoco ha habido conversaciones directas con el grupo parlamentario del PDeCAT (8 escaños), que vincula su participación en las negociaciones a que se aborde el problema de la independencia. EFE

Secciones
#OrainEkonomía#OrainEstado#OrainEuskadi

Relacionado con