Rutte frena a la ultraderecha en Holanda

El partido liberal VVD del primer ministro holandés, Mark Rutte, ha ganado las elecciones generales celebradas el miércoles en Holanda al lograr 32 escaños, según los resultados oficiales con más del 77%...
_95169745_rutte

El partido liberal VVD del primer ministro holandés, Mark Rutte, ha ganado las elecciones generales celebradas el miércoles en Holanda al lograr 32 escaños, según los resultados oficiales con más del 77% de los votos escrutados.

El Partido Por la Libertad (PVV) del ultraderechista Geert Wilders ha obtenido 19 escaños, empatado en la segunda posición con los democristianos de la CDA y los centristas de D66.

Los resultados oficiales desmienten lo apuntado en los últimos meses por distintos sondeos que situaban al PVV de Wilders como la fuerza más votada.

Rutte, líder de la formación liberal de derechas VVD, pierde nueve escaños, mientras que Wilders obtiene cuatro más que los conseguidos en las anteriores elecciones.

Esta merma en los resultados, según explicaron varios analistas a Efe, es atribuible a la impopularidad de las medidas de austeridad impuestas por Rutte en los últimos años.

Los grandes perdedores de estas elecciones son los laboristas del PvdA, que forman parte de la coalición que gobierna en la actualidad junto con el VVD, que se dejan hasta 29 escaños y se quedan con tan solo 9 diputados.

Los grandes beneficiados de estas elecciones son los verdes de GroenLinks, un partido que hasta hora tenía tan solo cuatro diputados, pero que en estas elecciones sube hasta los 15.

El partido antirracista DENK entraría por primera vez en el Parlamento con una representación de tres diputados.

La participación ha aumentado bastante en estos comicios, con un 82% frente al 74,6% de las elecciones precedentes.

Rutte ha celebrado en un discurso en La Haya haber derrotado al “populismo equivocado” del ultraderechista Geert Wilders.

“¡Qué noche! Pedimos que se le parara. Paradlo. Hemos parado el populismo equivocado”, ha aplaudido el candidato del VVD.

Wilders ha reconocido su derrota, aunque se ha declarado “ganador de cuatro escaños más” que en las pasadas elecciones.

El político neerlandés ha llegado a exigir “un puesto en la futura coalición” de Gobierno, si bien la mayoría de partidos han descartado durante la campaña incluirlo en un hipotético Ejecutivo.

“Esto es una primavera patriótica. Yo soy un luchador y no un populista. Nuestra influencia es grande”, ha añadido el líder del Partido de la Libertad (PVV).

Agregó que prefiere gobernar, pero señaló que está “dispuesto a hacer una fuerte oposición” en Holanda.

Secciones
#OrainIntenacional#OrainPortada

Relacionado con