Osalan aconseja a las empresas para prevenir la discriminación y el acoso a las trabajadoras

El Instituto de Seguridad y salud Laborales, Osalan, ha editado una guía para integrar la perspectiva de género en la gestión preventiva de las empresas, con recomendaciones relativas a...
osalan

El Instituto de Seguridad y salud Laborales, Osalan, ha editado una guía para integrar la perspectiva de género en la gestión preventiva de las empresas, con recomendaciones relativas a erradicar, sobre todo, riesgos psicosociales como la discriminación y el acoso por razón de sexo.

En la presentación de la guía “Pautas para integrar la perspectiva de género en la gestión preventiva de las empresas y organizaciones”, la consejera de Trabajo, María Jesús San José, ha afirmado que hombres y mujeres tienen condiciones sociales y económicas diferentes en cuanto al trabajo y, en consecuencia, se enfrentan a riesgos y problemáticas también diferentes que deben ser contemplados a la hora de adoptar medidas preventivas”.

A su juicio, las empresas deben potenciar la participación equilibrada de los hombres y las mujeres en los niveles de decisión y, como consecuencia, en las actividades de prevención.

La consejera ha advertido de que “las mujeres perciben la discriminación en el desarrollo de su carrera profesional” por “la ausencia de procedimientos claros en los procesos de selección y de promoción” y sufren, además, “la falta de transparencia en la política salarial”, entre otros factores de riesgo psicosocial que afectan a ellas en mayor medida.

Una de las técnicos de Osalan que ha elaborado la guía, Victoria Álvarez, ha explicado que “queda mucho por hacer” en las empresas vascas porque la prevención desde la perspectiva de género es la parte más abandonada, “la hermana pobre” de los asuntos relativos a las relaciones laborales.

Ha insistido en la importancia de que las trabajadoras participen en los foros que analizan las medidas preventivas de cada empresa y que contribuyan a evitar situaciones de riesgo para las mujeres, avisando de casos concretos en cada puesto de trabajo y reclamando equipos de trabajo adecuados.

De esa manera se evitarían situaciones en las que, por ejemplo, una mujer de talla media no alcanza a una manilla de una puerta y para llegar adopta posturas que aumentan la probabilidad de caída, o indumentaria que realmente no le protege por ser demasiado grande.

Asimismo, ha pedido atajar los factores de tipo organizativos que son los que más afectan a las mujeres y ponen en peligro su seguridad laboral.

Según ha detallado, “los riesgos psicosociales son siempre los grandes olvidados” en materia de salud laboral y, entre ellos, “el acoso por razón de sexo que está muy poco visibilizado y que es uno de los factores de riesgo que cada empresa debe evaluar y atajar”.

Casa empresa debe incorporar “la cultura de la organización” en igualdad y formar a los trabajadores ante comportamientos discriminatorios “que no se pueden tolerar”, ha indicado.

Secciones
#OrainEkonomía#OrainEuskadi#OrainSociedad

Relacionado con