#OPINIÓN La importancia de la firma del Acuerdo interprofesional de negociación colectiva entre los sindicatos vascos y Confebask

Un articulo de Jose Ramón Urrutia
José Ramón Urrutia
José Ramón Urrutia

Según información publicada, casi medio centenar de sindicatos han remitido hace unos pocos días a la Comisión Europea un documento sobre cómo debe de ser, en el contexto de la UE, el respeto de los derechos sociales en general, y el de los trabajadores en particular.

En el mismo, consideran que los derechos sociales de los trabajadores, en todo momento, deben de estar engarzados con los intereses de las empresas, de las entidades financieras, de los grupos inversores, etc., y a ser posible siempre tenidos en cuenta prioritariamente.

Si se quiere que la UE funcione y tenga una respuesta positiva por parte de la ciudadanía, y cumpla los objetivos marcados desde sus inicios, sus dirigentes deben de fomentar y apoyar, con políticas adecuadas, la creación de empleo de calidad  con salarios dignos,  con el cumplimiento de los derechos en las relaciones laborales, con protección social, con servicios públicos atendidos con solvencia, con el fomento y el apoyo total de la formación continua, con la práctica formativa de los más jóvenes compatibilizando trabajo en práctica y estudio, etc.

Los trabajadores europeos continua el documento, se sienten decepcionados en esta UE. Los empleos de calidad se van reduciendo, las condiciones laborales se deterioran, la retribución salarial, en muchos de los casos, no ha evolucionado según la productividad y según la marcha de los resultados de las empresas o entidades de las que forman parte como plantilla activa, se han recortado las prestaciones  y los beneficios sociales existentes, se ha fomentado la discriminación ampliando la brecha salarial entre hombres y mujeres, etc.

Los niveles de desempleo, el paro juvenil,  la cronificación de trabajadores de cierta edad en situación de no contratados laboralmente sin prestación ni subsidio de paro, etc. colocan a este colectivo de europeos en situación de precariedad y de pobreza preocupante.

Por otro lado las desigualdades salariales existentes, generan unas divergencias sociales cada vez más  importantes y difíciles de mantener en el tiempo, sin que surjan conflictos y situaciones nada positivas.

Por ello el derecho a la negociación colectiva debe de ser promovido, amparado, y apoyado totalmente por todas las instancias, instituciones, gobiernos, etc. europeos como instrumento que sirva para la mejora y bienestar  de la sociedad europea, termina el documento.

Confiemos que en Euskadi, y en el inicio que se pr0dujo ayer de las conversaciones entre empresarios y sindicatos, se tengan en cuenta todas estas premisas, se logre terminar con el desencuentro existente, y como un primer paso, se logre conseguir la firma del  Acuerdo Interprofesional de negociación colectiva  para blindar los convenios vascos frente a los estales, y luego continuar en la senda de los posteriores acuerdos.

Secciones
#OrainEkonomía#OrainOpinión

Relacionado con