Mikel Ayestaran: “No valen lo mismo 150 muertos en Afganistan que 8 en Londres”

El periodista guipuzcoano acaba de publicar su último libro 'Oriente medio, Oriente roto'
Mikel Ayestaran

El periodista vasco especializado en Oriente Medio Mikel Ayestaran considera que es una sensación “muy normal” en el ser humano que nos duela aquello que es más cercano frente a lo que está lejos, pese a que “los dirigentes nos digan lo contrario”.

“Ahora intentamos globalizar el terror, pero no valen lo mismo 150 muertos en Afganistán frente a ocho en Londres”, explica en una entrevista a Efe con motivo de la publicación de su último libro, “Oriente medio, Oriente roto” (Península), en el que narra los últimos trece años que ha pasado en la región cubriendo conflictos.

Apasionado por los viajes, este reportero guipuzcoano dejó su cómodo trabajo de redactor en El Diario Vasco para convertirse en “free lance” y viajar por Irak, Irán, Líbano, Siria, entre otros, una zona “caliente” y plagada de sucesos, que abre cada día numerosos informativos y periódicos.

“Fue una mezcla entre curiosidad e inquietud. Siempre había leído cosas sobre la región y tenía ganas de hacerlo”, señala el reportero, actual colaborador de diarios del grupo Vocento y de la radiotelevisión pública vasca (EITB).

Su prueba de fuego se produjo en el sureste de Irán, en 2004, cuando acudió a la ciudad de Bam para cubrir un terremoto que devastó el país y dejó más de 30.000 muertos.

“Te acostumbras más a la muerte que a los heridos. Siempre te impone, pero al final te llega la gente que está malherida, con todos los familiares alrededor, justo en esos momentos en los que se está luchando por la vida”, afirma.

De allí pasó de un país a otro cubriendo algunos de los eventos más importantes de la zona, como la Primavera Árabe, entre 2011 y 2013, de la que fueron protagonistas países como Túnez, Egipto y Yemen; o la muerte del líder y fundador de Al Qaeda, Osama Bin Laden, a la que asistió desde la ciudad de Abbottabad (Pakistán).

El libro recorre de manera cronológica y geográfica Oriente Medio, una región que “se desangra, donde los muros crecen, y unos y otros se acusan de haber lanzado la primera piedra”, concluye el periodista vasco.

A pesar de esta afirmación, Ayestaran se considera una persona “optimista, aunque también realista” y aboga por la educación como forma para combatir la desestabilización de la zona.

“La educación es la única arma de construcción masiva”, dice Ayestaran recordando la famosa frase de la historietista de origen iraní Marjane Satrapi.

Para este reportero, las intervenciones a corto plazo y basadas en la vía militar no son suficientes para combatir a grupos terroristas como el Estado Islámico o para retomar la convivencia de las diferentes confesiones y etnias de Oriente Medio.

“No se puede acabar con las ideas a bombazos”, afirma el periodista, quien reside en la actualidad en Jerusalén y viaja con frecuencia a Siria para seguir el desarrollo de la guerra, que el considera ya en “una segunda fase”.

“La gran guerra en Siria ya ha terminado, ahora estamos en una nueva etapa en la que el país ha quedado dividido en tres: el gobierno, los kurdos y los opositores, donde se encuentra también el Estado Islámico”, señala.

Al ser preguntado por los refugiados, Ayestaran no duda y tacha de “mala respuesta” la reacción de Occidente, que ha dado “bandazos” y “ha adoptado la política del muro diplomático”, al acordar con Turquía el bloqueo de los miles de sirios que quieren llegar a Europa en busca de asilo.

“Los rusos han apoyado desde el principio a Assad, pero Estados Unidos no ha querido implicarse y la falta de liderazgo en Occidente ha sido absoluta”, lamenta.

“Hasta que no se consiga una estabilidad en sus países de origen, la gente no va a volver”, afirma Ayestaran, quien considera que el problema “aumentará cada vez más”

Secciones
#OrainIntenacional

Relacionado con