Magia y soluciones imaginativas para la Seguridad Social en 2018 (Un artículo de José Ramón Urrutia)

El pasado martes día 11 de julio, el Gobierno del PP en el Congreso de los Diputados consiguió, por la mínima, la aprobación de los objetivos de la estabilidad...
José Ramón Urrutia
José Ramón Urrutia

El pasado martes día 11 de julio, el Gobierno del PP en el Congreso de los Diputados consiguió, por la mínima, la aprobación de los objetivos de la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto de las cuentas públicas del Estado para el ejercicio próximo de 2018.

La cuantía máxima del presupuesto de gastos totales del Estado para el próximo años será de 119.834 millones de euros, casi un 11% del PIB previsto, con un incremento de 1.497 millones de euros (1,3%) con respecto al techo de gasto del ejercicio actual.

Entre los documentos que han servido de base, en forma de anticipo previsional , para presentar los datos aprobados por el Congreso, aparece en lo que hace referencia a la Seguridad Social una información en la que se plantea y proyecta un ajuste a la baja del déficit del Sistema Público de Pensiones de más de 5.000 millones de euros.

Reducción, a nivel de milagro, en los déficits históricos de la Seguridad Social en estos últimos años.

Desde el año 2011, los desfases negativos del Sistema Público (prestaciones atendidas y pagadas a los pensionistas, comparadas con los ingresos totales por cotizaciones), han seguido una senda de crecimiento de forma casi exponencial. En 2014 el déficit fue de 10.400 millones de euros. En 2016 casi 18.000 millones, y en 2017 el gobierno ha comunicado a la Comisión Europea que el desfase podía ser cercano a los 18.600 millones de euros. En tres años más de 8.000 millones de desviación, y a hora el Congreso de los Diputados en sus datos previsionales aplica una reducción de 5.300 millones de euros, y estima cerrar el ejercicio de 2018 con un déficit de 13.300 millones de uros.

¿En que se apoya el gobierno del PP para plantear este frenazo tan intenso en el déficit de la Seguridad Social?

De forma prioritaria, en llegar lo antes posible a un acuerdo con los partidos políticos en el Pacto de Toledo para trasladar parte del gasto total del Sistema Público de Pensiones (los relacionados con los gastos de personal y de gestión del mismo), e imputarlos como un gasto mas de los Presupuestos generales del Estado, que serán financiados por endeudamiento del Estado, o por un incremento en la recaudación, pero no por cotizaciones de los trabajadores en activo.

El problema seguiría sin resolverse, el agujero o parte del mismo de la Seguridad Social lo absorbería la Administración Central, y luego se vería como financiar el déficit total de las cuentas del Estado, y la opinión de la Unión Europea sobre el endeudamiento total existente, el aumento progresivo, y el esfuerzo a realizar de cara a años futuros.

Esta huida hacia adelante sin buscar soluciones definitivas para la financiación del Sistema Público de Pensiones a nivel estatal, hace que no resulte extraño que en el último EUSKOBAROMETRO, dado a conocer por el Gobierno Vasco esta misma semana, el futuro de las pensiones para los vascos se empiece a imponer como una de las inquietudes más importantes.

El 45% de los consultados confiesa que el mantenimiento del sistema de pensiones le preocupa mucho. Los 2/3 de la población cree que las personas en edad de jubilación deben dejar de trabajar para dar paso a los más jóvenes, y que estos empiecen a cotizar cuanto antes, además con salarios más altos que los actuales, y con tipo de contratos no de carácter temporal o parcial.

En cuanto a cómo obtener recursos para financiar el déficit existente, el 27% de los encuestados aboga por destinar el dinero de otros servicios públicos para aumentar lo cotizado, aunque también el 66% de las encuestas defiende que se cotice o pague más, si el horizonte temporal amenaza con una hipotética bajada de las pensiones.

Otra vez la Seguridad Social y las pensiones públicas en boca de la ciudadanía, y sin haber resuelto y dado una satisfacción a los pensionistas en cuanto a la actualización de sus pensiones en curso de pago, y más en estos momentos en que el ipc supera el porcentaje del 0,25% que se viene aplicando desde la última reformada realizada por el PP.

Secciones
#OrainOpinión#OrainPortada#OrainSocial

Relacionado con