Los mejores formatos de almacenamiento de imágenes

Las imágenes han sido un componente importante de los sitios web desde que comenzó Internet. Ya sea una foto o un gráfico, los elementos visuales se utilizan para atraer la atención de los visitantes. En muchos casos, las imágenes proporcionan a los usuarios un claro valor añadido y mejoran el proyecto web al respaldar el contenido del texto. También ofrecen información adicional (por ejemplo, infografías) o pueden hacer reflexionar. Si bien es evidente por qué se utilizan las imágenes, ha habido incoherencias en cuanto al formato de los archivos de imagen que deben utilizarse. La abundancia de opciones puede dificultar a los administradores de los sitios web la tarea de encontrar el formato adecuado, lo que es aún más importante cuando se trata de dispositivos móviles.

Diferentes formatos de los archivos gráficos

Existe un gran número de formatos de archivo de imagen para gráficos de ordenador y fotografías bidimensionales, aunque los fines previstos difieren para ambos. Los gráficos tradicionalmente utilizados, así como los gráficos vectoriales menos frecuentes, pueden distinguirse claramente entre sí. En el caso de los primeros, la imagen global consiste en muchos puntos individuales: los píxeles. Cuanto más pequeños y numerosos sean los píxeles, mayor será la resolución y la calidad del archivo de la imagen, y mayor será el tamaño del archivo. Sin embargo, si tales archivos se amplían o reducen, esto resultará en una pérdida de calidad ya que los puntos de los píxeles comenzarán a parecerse más a formas pequeñas y cuadradas.

Este obstáculo es simultáneamente la mayor característica distintiva de los gráficos basados en vectores, que pueden ser minimizados o maximizados de cualquier manera, manteniendo la misma calidad. La razón de esto es que las imágenes vectoriales no están compuestas por píxeles individuales sino por diferentes formas que se representan mediante vectores. En el caso de la escala, estas formas, que tienen una especificación exacta de tamaño y longitud, se adaptan automáticamente a las nuevas dimensiones generales. Cuanto más complejo es el contenido de la imagen, menos adecuados son los formatos vectoriales: una foto, por ejemplo, puede ser imitada con vectores, pero las innumerables facetas, efectos de luz y sombreados detallados sólo se ven plenamente afectados por los gráficos de los píxeles. En sitios como Freepik puedes encontrar este tipo de imágenes que mantienen la calidad independientemente del tamaño que le pongas.

Recurso para descargar imágenes de tipo vectorial: