Las obras de la Variante Sur Ferroviaria darán comienzo en 2020

El Gobierno Vasco será quien costeé las obras, que serán descontadas del Cupo, y supondrá descongestionar el tráfico en la Margen Izquierda
La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, dando a conocer el acuerdo firmado, esta mañana en Gasteiz. Foto: Irekia
La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, dando a conocer el acuerdo firmado, esta mañana en Gasteiz. Foto: Irekia

El Gobierno Vasco asumirá la ejecución de la Variante Sur Ferroviaria del puerto de Bilbao, cuyo importe descontará del Cupo que paga al Estado, y las obras empezarán en 2020 con la construcción del tramo entre el túnel de Serantes y Olabeaga.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, se reunió ayer en Madrid con representantes del Ministerio de Fomento y ambas administraciones firmaron un protocolo que permitirá “desbloquear” este trazado para sacar las mercancías del Puerto de Bilbao por tren.

En una rueda de prensa en Vitoria Tapia ha desvinculado el acuerdo firmado ayer en el Ministerio con el clima de entendimiento con el PP, con quien el Gobierno Vasco negocia ahora en exclusiva los presupuestos de este año, porque este protocolo “responde a un trabajo muy intenso” desarrollado en los últimos meses, aunque haya “coincidido en el tiempo”.

El acuerdo prevé un desembolso inicial hasta el año 2022 de 375 millones de euros para redactar y ejecutar las obras de la fase 1 (túnel de Serantes-Olabeaga) y para redactar el estudio informativo de la fase 2 (Barakaldo-Basauri).

La consejera ha valorado que este proyecto “estratégico” contribuirá a la “competitividad” del tejido económico y supondrá una “mejor calidad de vida” para los vecinos de la Margen Izquierda, que ahora comparten la red de Cercanías con los trenes de mercancías del Puerto de Bilbao.

Esta situación, ha explicado Tapia, genera cuellos de botella en los municipios de Ortuella, Trapagaran, Santurtzi, Portugalete, Sestao y Barakaldo, así como molestias a los vecinos, ya que la red de Cercanías atraviesa los centros urbanos de estas localidades y los trenes de mercancías circulan por ella también de noche.

El nuevo trazado se alejará de los núcleos poblados y dará capacidad para aumentar el tráfico de mercancías por tren. La futura infraestructura formará parte del Corredor Ferroviario Atlántico que proyecta la UE e implicará la conexión Euskadi-Cantabria mediante alta velocidad ferroviaria.

Esto dará más competitividad al Puerto de Bilbao y al conjunto del tejido empresarial vasco, gracias a que toda la red logística vasca (puertos, aeropuertos, trenes y carreteras) estará “a su servicio”, ha destacado la consejera, que mañana explicará el acuerdo a los alcaldes de los municipios de la Margen Izquierda.

El protocolo firmado por los gobiernos español y vasco “desbloquea” un proyecto del que comenzó a hablarse en 2001 y del que ya está construido el túnel de Serantes, que ahora es una infraestructura “cerrada” que no lleva a ningún sitio.

Ambos ejecutivos se han comprometido a estudiar de forma conjunta y resolver en “el plazo más breve posible” las alegaciones al proyecto que el Gobierno Vasco presentó hace ya un año.

A partir de ahí se empezará a trabajar en la declaración de impacto ambiental, que se espera para el primer semestre de 2018. El siguiente paso será redacción de los proyectos y posterior ejecución de las obras que, al igual que en el tramo guipuzcoano de la “Y”, ejecutará y pagará el Gobierno Vasco y después descontará del Cupo.

Secciones
#OrainBizkaia#OrainEkonomía#OrainPortada

Relacionado con