Las autoridades vascas ensalzan la figura de Setién

Distintas autoridades vascas como el lehendakari, Iñigo Urkullu, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el alcalde donostiarra, Eneko Goia, han ensalzado al obispo emérito de San Sebastián,...
setien

Distintas autoridades vascas como el lehendakari, Iñigo Urkullu, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el alcalde donostiarra, Eneko Goia, han ensalzado al obispo emérito de San Sebastián, José María Setién, fallecido hoy tras sufrir un ictus el pasado domingo, una figura cuyos posicionamientos políticos han sido criticados por algunas víctimas del terrorismo.

Tras conocerse a primeras horas de esta mañana la muerte de Setién, quien permanecía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Donostia desde el domingo, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que la “cercanía” y “generosidad” del obispo guipuzcoano han sido “un ejemplo” en la Iglesia católica y en Euskadi.

El lehendakari ha opinado que Setién era una “persona buena, de formación profunda y vocación firme”, que a lo largo de su vida ha mostrado un “compromiso sincero”. “Su cercanía y su generosidad han sido un ejemplo en la Iglesia y en nuestro pueblo. Sembró la convivencia entre nosotros y seguiremos cuidando y fortaleciendo esa semilla”, ha dicho Urkullu, quien acudirá esta tarde a la capilla ardiente del obispo vasco, instalada en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián.

Asimismo, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha destacado su “incuestionable altura intelectual, su compromiso ético profundo y su vocación social”. “No era una persona que desarrollaba y circunscribía su actividad a los límites de la Iglesia sino que asumía un compromiso social realmente efectivo”, ha subrayado.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha lamentado la pérdida de este “líder social y espiritual”, un “referente ético e intelectual de primer orden” que, según ha dicho, “deja una profunda huella” en el “pueblo” vasco .

Por su parte, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha definido a Setién como “una persona de pensamiento muy profundo y muy implicada con la realidad” vasca y que fue “injustamente” objeto de polémicas.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha opinado que el prelado fallecido “sufría por la incomprensión que a veces generaban sus palabras o posicionamientos pastorales”.

“Monseñor Setién ha sido un hombre de su tiempo, un tiempo duro y lleno de cambios frente a los que él siempre tuvo una posición clara -gustase o no- desde sus convicciones religiosas y éticas”, ha descrito Ortuzar.

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha destacado la labor del obispo emérito, que “logró concitar el apoyo” de los feligreses guipuzcoanos y al que ha descrito como “un hombre amable y afable” que “siempre abogó por el diálogo y la paz en Euskal Herria”.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha explicado que Setién fue “una figura histórica que marcó una etapa” en la iglesia vasca por su posición ante ETA. “No es el día de incidir en las críticas, pero en mi opinión le faltó comprensión hacia las víctimas del terrorismo”, ha indicado Alonso, quien no obstante ha puesto en valor el esfuerzo del religioso fallecido por “mantener viva la iglesia en Euskadi”.

Más crítico se ha mostrado su compañero de partido Borja Sémper, quien ha presentado en su cuenta de Twitter sus respetos a la familia de José María Setién, al que ha deseado que “descanse en paz”. “Ha fallecido José María Setién, quien demostró que se puede ser obispo sin creer en Dios. En todo caso DEP y mis respetos a su familia”, reza el tuit de Sémper.

En esta misma red social, el exdiputado del PSOE Eduardo Madina, quien en el año 2002 sufrió la amputación de una pierna en un atentado perpetrado por ETA, ha publicado: “Ha muerto José María Setién, obispo de San Sebastián. Creía que la religión era política y que la política era religión. Descanse en paz”.

También en Twitter, Consuelo Ordóñez, hermana del teniente alcalde de San Sebastián asesinado por ETA, Gregorio Ordóñez, ha recordado que la primera entrevista que hizo su hermano para un periódico, recién terminada su carrera, fue al obispo Setién y duró “un minuto”. “Su primera pregunta fue: ¿Cree usted en Dios? Le señaló la puerta”, describe el tuit de Ordóñez.

Por su parte, el vicario de Pastoral Social y de Misiones de Gipuzkoa, Xabier Andonegi, ha mantenido que la imagen que se tiene de José María Setién como un prelado “demasiado político” es “muy injusta” porque “si algo no era él, es político”, aunque sí era “un hombre que creía que había que aplicar los derechos humanos tanto a la política, como a la economía y a la sociedad en general y que la Iglesia no tenía que quedarse en dar misas, ni mucho menos”, ha concluido.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainGipuzkoa#OrainPortada#OrainSociedad

Relacionado con