La RGI sitúa a Euskadi (15,4%) como el tercer país de Europa con menor tasa de riesgo de pobreza y de exclusión social

Estos últimos años la pobreza y la exclusión social están aumentando gravemente. En Europa hemos pasado de 80 a 124,5 millones de personas en situación de riesgo de pobreza...
tona_paro

Estos últimos años la pobreza y la exclusión social están aumentando gravemente. En Europa hemos pasado de 80 a 124,5 millones de personas en situación de riesgo de pobreza y exclusión social. Euskadi no es ajena a este fenómeno; no en vano, del 2008 al 2013 aumentó del 17,9 al 22,7 el porcentaje de personas en esta situación, de 385.087 a 489.447.

 

Entre las diferentes respuestas que se dan a estas problemáticas y dentro del sistema de prestaciones públicas vascas, nos encontramos con la Prestación Complementaria de Vivienda y las Ayudas de Emergencia Social, pero también con la Renta de Garantía de Ingresos, es decir, las RGI.

 

Y es que Euskadi, a finales de los 80, puso en marcha un plan de rentas mínimas, denominado entonces Plan Integral de Lucha contra la pobreza (actualmente RGI), y que a día de hoy, con su gestión desde Lanbide, permiten a unas 65.000 familias, unas 118.000 personas, vivir con un mínimo nivel de dignidad. Pero esta política de garantía de ingresos en Euskadi no se diseñó únicamente para garantizar a corto plazo el acceso a unos recursos mínimos. El diseño técnico de sus programas se planteó de forma que fuera posible garantizar a largo plazo la estabilidad económica de la población, y en ese punto es donde ha tenido más éxito.

 

En la actualidad, y según los resultados obtenidos para la C.A.P.V en la Encuesta de Condiciones de Vida (INE), que observa los resultados relativos a la evolución de cuatro indicadores sobre la situación de pobreza de las personas que se recogen en la Estrategia Europa 2020, se muestra que el porcentaje de población en riesgo de pobreza y exclusión social viene descendiendo suavemente en nuestro país. En concreto, la sociedad vasca (15,3% en 2014) tiene una situación menos desfavorable que el Estado (29,2%) y UE-28 (24,4%), siendo Euskadi el tercer país de Europa con menor tasa de riesgo de pobreza o exclusión social.

 

 

Tasa de Riesgo de Pobreza y Exclusión Social para Euskadi del 15,3% que nos sitúa como tercer país de Europa con menor porcentaje

Tasa de Riesgo de Pobreza y Exclusión Social para Euskadi del 15,3% que nos sitúa como tercer país de Europa con menor porcentaje

 

Por tanto, está siendo decisiva la contribución del citado sistema de prestaciones públicas (Renta de Garantía de Ingresos, Prestación Complementaria de Vivienda y Ayudas de Emergencia Social) a la estabilidad socioeconómica de nuestro país, no en vano, los procesos económicos de estabilización automática que se asocian a la política de garantía de ingresos explican que Euskadi haya sido la comunidad menos afectada en España por el desempleo, lo que ha colocado a la sociedad vasca entre las más cohesionadas de Europa y que cuentan con un mayor control de las situaciones de pobreza.

 

Como sociedad, debemos sentirnos orgullosos de haber establecido esta medida en Euskadi, de haber decidido destinar parte de nuestros recursos a paliar estas situaciones, de asumir como sociedad que la pobreza y la exclusión no es un problema de quien la padece sino de toda la sociedad, y que toda la sociedad debe contribuir a su solución.

 

A pesar de ello, todavía existen familias vascas que no llegan a los umbrales mínimos del bienestar, y por ello, el Gobierno Vasco, ha abierto un periodo de reflexión para hacer evolucionar el Sistema vasco de Servicios Sociales, tanto para la RGI, como para el propio Lanbide, un servicio, que a pesar de las críticas, se encuentra estabilizado y controlado, principalmente, porque tal y como acreditan los datos que dan pie a este artículo, hace lo que tiene que hacer: proteger e insertar a los colectivos más vulnerables.

Secciones
#OrainEkonomía#OrainEuskadi#OrainOpinión#OrainPilPilean

Relacionado con