La Audiencia Nacional admite el recurso de la familia de “Naparra” para que se siga buscando su cuerpo

  La Audiencia Nacional ha ordenado al juez pedir a las autoridades francesas que busquen el cuerpo del presunto etarra y supuesto dirigente de los Comandos Autónomos Anticapitalistas José...
Foto: EITB
Foto: EITB

 

La Audiencia Nacional ha ordenado al juez pedir a las autoridades francesas que busquen el cuerpo del presunto etarra y supuesto dirigente de los Comandos Autónomos Anticapitalistas José Miguel Etxeberria “Naparra”, desaparecido en 1980, en una zona de Las Landas que no se examinó en abril de 2017.

La sección segunda de la Audiencia ha tomado esta decisión en un auto admitiendo el recurso de la familia de “Naparra” contra el archivo de la causa que acordó el juez instructor, Ismael Moreno, el pasado marzo.

En el escrito, el tribunal atiende a las peticiones de la familia de que se reabra la causa, se prorrogue la instrucción y se practiquen dos diligencias: una nueva búsqueda del cuerpo en otra zona a la ya examinada y la toma de declaración de un presunto agente del CESID (antiguo CNI) que supuestamente alertó a un periodista de dónde estaba enterrado el cadáver.

El caso de la desaparición había sido archivado en 2004 al no haber sido identificados sus autores, pero la Audiencia Nacional española lo reabrió en octubre de 2016 después de que la familia presentara nuevos datos sobre el lugar donde estaba el cuerpo.

Así, las autoridades francesas exploraron en abril de 2017 una zona boscosa de Las Landas, concretamente en el municipio de Labrit, pero no encontraron los restos.

Naparra desapareció el 11 de junio de 1980 en Ziburu, en el País Vasco francés, cuando tenía 22 años, y su secuestro y asesinato fue reivindicado hasta en cinco ocasiones por el Batallón Vasco Español.

Ahora, la Audiencia ha ordenado al juez Moreno que vuelva a abrir la causa y que pida a Francia una nueva búsqueda en uno de los dos terrenos en los que, según un informe pericial, podría estar el cuerpo.

En abril de 2017 solo una de esas zonas fue examinada, ya que la otra se descartó porque no se correspondía a la descripción del informe.

Según criticaba la familia en su recurso, entonces se buscó sobre la base de unas fotografías de los años 80 aportadas por los vecinos, cuando hay fotografías aéreas de la zona de esa época que sirven mejor para ese fin.

La familia ha aportado esas fotografías aéreas de 1982 y, según la sala, “no queda claramente constatado que estos aspectos fueran tenidos en cuenta” en la búsqueda que se hizo, por lo que cree “conveniente” que se vuelva a pedir a Francia.

Respecto al presunto agente del CESID, que ya fue buscado sin éxito por la Audiencia Nacional, los magistrados creen que se pueden hacer más gestiones para intentar localizarlo y “no solo tendentes a esa búsqueda, sino para conocer sus circunstancias personales, profesionales y de su vida laboral, que, llegado el caso de ser oído en declaración, pudieran ser útiles para la valoración de su testimonio”.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainPortada#OrainSociedad#OrainSucesos

Relacionado con