ESPAÑA Y LA TORTURA. (Un artículo de Xabier Lapitz)

Sólo a alguien desinformado a conciencia le ha podido sorprender la condena a España por malos tratos que ha dictado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Que no se...
Mattin-Sarasola-Sebastian-EUROPA-PRESS_EDIIMA20140402_0973_18

Sólo a alguien desinformado a conciencia le ha podido sorprender la condena a España por malos tratos que ha dictado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Que no se haya acreditado la “tortura” como proponían tres de los magistrados ha servido al Gobierno español para esquivar el fondo de la cuestión. El fondo es que España tiene un grave problema con la tortura que afecta a los fundamentos básicos de una democracia. Esta sentencia no es sino una pieza más en un cuadro desolador: siete sentencias anteriores del TEDDHH de Luxemburgo contra España por no investigar las denuncias de torturas, veinte guardias civiles condenados por este horrible delito indultados, algunos ascendidos y premiados (el caso más evidente es el del coronel Sánchez Corbí, hoy jefe de la UCO), reiteradas llamadas de atención del comité contra la Tortura de la ONU, denuncias del Consejo de Europa de incumplimiento de recomendaciones para prevenir la tortura, etc. Si nadie lo remedia, y no parece que este Gobierno vaya a cambiar lo que han venido haciendo los anteriores desde el final del franquismo, España seguirá siendo una democracia coja, donde se prefiere pagar una multa que erradicar la tortura.

Secciones
#OrainEuskadiEl Lapitzero

Relacionado con