Bildu presenta una reforma fiscal que permitiría recaudar más de 1.500 millones de euros

La mayor parte de la cuantía se debería a la lucha contra el fraude fiscal
Leire Pinedo
Leire Pinedo

EH Bildu ha elaborado una propuesta para reformar el sistema fiscal en los tres territorios vascos que supondría un aumento de la recaudación de 1.576 millones de euros, de los que la mayor cuantía, 1.295 millones, provendría de la lucha contra el fraude y otros 200 millones de cambios en el Impuesto de Sociedades.

La propuesta, que pretende sustituir el modelo en vigor desde 2014 pactado por PNV, PSE y PP, ha sido presentada hoy en rueda de prensa por la secretaria de Política Fiscal y parlamentaria de EH Bildu, Leire Pinedo, y por los junteros de la coalición Kike Fernández de Pinedo (Álava), Xabier Olano (Gipuzkoa) y Josu Unanue (Bizkaia).

Pinedo ha explicado que el documento no está cerrado y está abierto a un debate público y social y a las aportaciones de agentes sociales, sindicales y económicos y ha emplazado al PNV y al PSE-EE a que elijan si quieren acordar un modelo fiscal con EH Bildu o con el PP y sus políticas de derechas.

Las diputaciones forales, gobernadas por el PNV y el PSE, tienen previsto presentar en septiembre sus propuestas de reforma tributaria para que entren en vigor en 2018, aunque la modificación debe ser armonizada en los tres territorios.

En las Juntas Generales de Álava, al contrario de lo que sucede en las de Bizkaia y Gipuzkoa, PNV y PSE no tiene mayoría suficiente para sacar adelante una norma fiscal en solitario, por lo que necesitan el acuerdo de al menos EH Bildu o el PP.

La propuesta de la coalición abertzale está basada principalmente en la reforma de tres pilares básicos: el Impuesto de Sociedades, el Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas y sobre todo la lucha contra el fraude fiscal.

En relación al Impuesto de Sociedades, EH Bildu quiere sustituir esta denominación por la de “Impuesto sobre Beneficios de las Sociedades” ya que este gravamen solo se aplica a las sociedades que obtienen beneficios.

Considera necesario eliminar algunas deducciones en las que las grandes empresas “se escudan para no aportar lo que les corresponde” ya que la aportación real actual de las empresas se sitúa entre el 2 % y el 7 %, cuando el tipo está fijado entre el 24 % y el 28 %.

Por ello propone que la aportación real de estas empresas se acerque lo más posible a los tipos fijados con una progresividad en función de los beneficios, limitar las deducciones e incentivar la capitalización, la inversión y la creación de empleo de calidad.

Así, las empresas con beneficios de hasta 200.000 euros tendrían que tributar al tipo nominal del 24 %; las que tengan entre 200.000 y un millón, al 26 % y las que superen el millón, al 28 %.

Por ejemplo, EH Bildu pide que la promoción de la I+D cuente con una única deducción, y plantea además eliminar las de los gastos financieros generados dentro de las empresas del grupo.

En relación al impuesto sobre la riqueza y las grandes fortunas, ya implantado en Gipuzkoa, la coalición defiende que se extienda a Álava y Bizkaia y precisa que solo afectaría al 1 % de la población.

El pilar básico del documento de EH Bildu se centra en la lucha contra el fraude fiscal y pide crear un observatorio dedicado a este fin, aumentar los medios humanos y técnicos, impulsar el intercambio de datos entre las diferentes haciendas, imponer sanciones efectivas contra los que defraudan y también reclama la supresión del régimen de las SICAV, entre otras.

Pinedo ha recordado que en la actualidad el fraude fiscal en Euskadi es de más de 2.500 millones euros, en su mayor parte proveniente de grandes empresas y fortunas.

Sobre el IRPF, EH Bildu no habla de grandes modificaciones. Apuesta por subir al 50 % el tipo marginal para las rentas más altas, actualmente fijado en el 49 %.

Además, ve necesario eliminar gradualmente las deducciones por compra de viviendas y que las relativas al alquiler se fijen en función de los niveles de renta.

Con todas estas medidas EH Bildu prevé un aumento de la recaudación de 1.576 millones: 793 millones en Bizkaia, 513,1 millones en Gipuzkoa y 269,9 millones en Álava.

Del total de esa recaudación, 1.295 millones corresponderían a las actuaciones relacionadas con la lucha contra el fraude fiscal; 200 millones por las modificaciones en el Impuesto de Sociedades; 60 millones por el impuesto sobre la riqueza y las grandes fortunas; 11 millones por la subida del tipo marginal del IRPF al 50 % y otros 10 millones por la eliminación de las deducciones por compra de vivienda

Secciones
#OrainPolitika#OrainPortada

Relacionado con