Aprendamos de Alemania (Un artículo de José Ramón Urrutia)

Parece que terminan favorablemente, tras arduas y prolongadas, las negociaciones entre los representantes de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel, los representantes de la Unión Socialcristiana (CSU),...
José Ramón Urrutia
José Ramón Urrutia

Parece que terminan favorablemente, tras arduas y prolongadas, las negociaciones entre los representantes de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel, los representantes de la Unión Socialcristiana (CSU), y los socialdemócratas de Martin Schulz, para la formación de una gran coalición de gobierno en Alemania.

Dicho acuerdo permitirá, entre otras cosas, llevar adelante propuestas de inversión para la eurozona con el claro objetivo de luchar contra el paro juvenil, el desarrollo y defensa de los derechos laborales y sociales para los ciudadanos de la Unión Europea, y la salvación tanto de las políticas educativas como de las migratorias para la reagrupación de los refugiados.

También el mundo sindical alemán ha dado un paso adelante y positivo.

El poderoso sindicato alemán del metal IG Metall, con una fuerza social de más de 4 millones de trabajadores del sector, ha llegado a una serie de acuerdos en el convenio sectorial enmarcados en una coyuntura social en la que la tasa de paro en Alemania es hoy del 5,4% y el crecimiento económico de su PIB por encima del 2,2%.

Aspectos más importantes contenidos en el convenio:

1.- Elección voluntaria de una reducción de la jornada de 35 a 28 horas semanales. Alemania es consciente de que hay que adaptar la sociedad a los tiempos que vienen. Un envejecimiento poblacional y un grado de dependencia importante, que va a exigir cuidados para los mayores por terceras personas. Una incorporación definitiva de la mujer al mundo del trabajo compensando la reducción, por falta de juventud, de la población activa masculina. Una mayor conciliación familiar para poder atender tanto las necesidades de la gente mayor, como para la mejora de la natalidad, tan absolutamente necesaria en este momento y de cara a un futuro próximo.

2.- Un incremento salarial anual del 4,3% (el objetivo inicial era del 6%). La inflación de Alemania ha sido del 1.7% en el año 2017. El objetivo de este aumento ha sido salvar el endurecimiento habido durante los años de crisis económica, con la pérdida de poder adquisitivo de los salarios laborales existentes, y conseguir del mundo empresarial un mejor reparto de la riqueza, un cambio en el modelo social de cara al futuro.

Se amplía el abanico retributivo, no solo en la retribución anual sino para las futuras cotizaciones necesarias, de cara a equilibrar la situación deficitaria ,en general, de los sistemas públicos de pensiones, tan difíciles de mantener y absolutamente necesarios para el futuro de los pensionistas y los trabajadores actuales y futuros.

Que este encuentro entre patronal y sindicato alemán nos sirva de referencia, y que las demandas y soluciones que se vienen planteando a todos los niveles, sobre aumentos salariales, y futuro de las pensiones públicas en Euskadi, sigan el mismo camino, y se resuelva una de las cuestiones más importantes, actualmente pendientes, en nuestro País.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainOpinión#OrainPilPilean#OrainPortada

Relacionado con