72 empresas de Bizkaia obtienen deducciones fiscales al desarrollar proyectos ambientales

La Diputación Foral de Bizkaia ha aplicado deducciones en el Impuesto de Sociedades (del 15%) por valor de 9,9 millones de euros a 72 empresas que han obtenido la...
footer

La Diputación Foral de Bizkaia ha aplicado deducciones en el Impuesto de Sociedades (del 15%) por valor de 9,9 millones de euros a 72 empresas que han obtenido la Certificación de Idoneidad Ambiental después de haber realizado inversiones dirigidas a procurar el desarrollo sostenible, la conservación y mejora del medio ambiente y el aprovechamiento más eficiente de fuentes de energía entre 2013 y 2015.

Estas empresas son de todo tipo, desde locales comerciales hasta empresas de automoción o de reciclaje de residuos, y han presentado 236 proyectos, la mayoría de los cuales (132) se dirigían a desarrollar proyectos en el ámbito del empleo de energías renovables y la eficiencia energética, y de la minimización, reducción y valorización de residuos (57).

Con ellos se ha producido una evidente mejora, por ejemplo, en el ámbito de la reducción de emisiones de CO2. De hecho, sólo en el ejercicio 2015, las inversiones que realizaron las empresas y que recibieron el Certificado de Idoneidad Medioambiental permitieron reducir en 6.354,62 toneladas este tipo de emisiones.

En 2016, se han certificado 75 proyectos, principalmente orientados al empleo de energías renovables y la eficiencia energética (45) y a minimizar, reutilizar y valorizar residuos (27). Las tres inversiones restantes se han realizado en el ahorro del consumo de agua y su depuración.

Las deducciones en el Impuesto de Sociedades que se aplican a empresas que obtienen el Certificado de Idoneidad Ambiental son de un 15%. Estas empresas pueden pertenecer a cualquier sector productivo, con el condicionante de que tengan su sede social en Bizkaia. Para acceder a estas bonificaciones, primero deben presentar los proyectos en el Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural, que será quien valore la inversión a realizar y los efectos que tendrá, para conocer así si encaja en los supuestos contemplados en el Certificado de Idoneidad Ambiental.

Para ello, y dependiendo del tipo de proyecto presentado para su certificación, analizará cuestiones como: cuál es el proceso productivo en el que incide la inversión realizada para minimizar los residuos, de qué manera y con qué técnica se produce esa minimización; las inversiones en activos que permitan fomentar la movilidad sostenible de la empresa, con independencia de que cuente con planes de movilidad sostenible o planes de transporte de empresa; que las actuaciones de regeneración medioambiental de espacios naturales vayan dirigidas a la mejora del patrimonio natural y los servicios naturales mediante la regeneración de espacios, el fomento de la biodiversidad y la mejora del funcionamiento ecológico de los ecosistemas; que las inversiones orientadas a la depuración de las aguas contribuyan a la consecución del objetivo de la buena calidad ecológica de las masas de agua; o la mejora que supone la sustitución de equipos o elementos en términos de intensidad energética y/o menor consumo de energía, entre otras cuestiones.

Una vez que los proyectos reciben el Certificado de Idoneidad Ambiental, las empresas pueden presentarlos ante el Departamento de Hacienda para aplicar la deducción del 15% contemplada en el artículo 65 de la Norma Foral que regula el Impuesto de Sociedades.

Secciones
#OrainBizkaia#OrainEkonomía

Relacionado con