50.000 PERSONAS INUNDAN PAMPLONA PARA PEDIR JUSTICIA, EQUIDAD Y PROPORCIONALIDAD EN EL ‘CASO ALSASUA’

Decenas de miles de personas (50.000 según los organizadores y 35.000 según la Delegación del Gobierno) han participado hoy en una histórica manifestación por las calles de Pamplona para...
General-933x401

Decenas de miles de personas (50.000 según los organizadores y 35.000 según la Delegación del Gobierno) han participado hoy en una histórica manifestación por las calles de Pamplona para reclamar un jucio justo para los ocho jóvenes de Alsasua encausados por la Audiencia Nacional tras los sucesos acaecidos en la localidad navarra en octubre de 2016 con dos guardias civiles y sus parejas a las cinco de la mañana a la salida de un bar en una jornada de fiestas.

Tres de estos jóvenes permanecen encarcelados desde hace más de 500 días por orden de la jueza Carmen Lamela y el lema de la multitudibaria marcha de hoy era “Justicia, No es terrorismo”. Equidad y proporcionalidad era lo que se reclamaba hoy en la capital navarra ya que las peticiones de penas que se solicitan a los ocho encausados superan los 350 años de prisión, al atribuirles un delito de terrorismo, algo a lo que ya se opuso la Audiencia de Navarra y cientos de profesionales del derecho de ven una aberración semejante pretensión.

Decenas de miles de personas (50.000 según los organizadores y 35.000 según la Delegación del Gobierno) han participado hoy en una histórica manifestación por las calles de Pamplona para reclamar un jucio justo para los ocho jóvenes de Alsasua encausados por la Audiencia Nacional tras los sucesos acaecidos en la localidad navarra en octubre de 2016 con dos guardias civiles y sus parejas a las cinco de la mañana a la salida de un bar en una jornada de fiestas.

Tres de estos jóvenes permanecen encarcelados desde hace más de 500 días por orden de la jueza Carmen Lamela y el lema de la multitudibaria marcha de hoy era “Justicia, No es terrorismo”. Equidad y proporcionalidad era lo que se reclamaba hoy en la capital navarra ya que las peticiones de penas que se solicitan a los ocho encausados superan los 350 años de prisión, al atribuirles un delito de terrorismo, algo a lo que ya se opuso la Audiencia de Navarra y cientos de profesionales del derecho de ven una aberración semejante pretensión.

La marcha ha comenzado pasadas las 17,30 horas de la tarde, junto a los cines Golem, pero en los primeros 500 metros ha discurrido entre un pasillo humano de manifestantes que no habían podido llegar al inicio de la marcha y que aplaudían el paso de los familiares de los jóvenes, que eran quienes portaban la pancarta y no podían ocultar su emoción ante las muestras de apoyo.

“Altsasuoak askatu”, era el grito que más se repetía entre los presentes. Para comprobar la magnitud de la manifestación, cuando la cabecera de la marcha llegaba a la plaza de Merindades, todavía había gente saliendo de los cines Golem, 2,5 kilómetros antes.

La cabecera de la manifestación ha llegado a la plaza del Castillo, que ya se encontraba abarrotada de gente, y los manifestantes han llenado la plaza del Castillo, Carlos III hasta Merindades y buena parte del paseo de Sarasate y calles adyacentes en lo que se puede considerar que una de las mayores manifestaciones que han tenido lugar en la historia de Navarra.

La movilización ha contado con el apoyo oficial del Parlamento de Navarra que el pasado lunes aprobó una declaración institucional, con el voto a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, y la oposición de UPN, PSN y PPN, en apoyo a esta manifestación. También se ha adherido el Gobierno de Navarra, con la presencia de su portavoz María Solana, el Ayuntamiento de Pamplona, con la participación del alcalde Joseba Asiron, así como Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, Izquierda-Ezkerra y y todos los sindicatos navarros, con la excepción de UGT, así como decenas de Ayuntamientos de toda la geografia foral.

En declaraciones a los periodistas antes del inicio de la manifestación Edurne Goikoetxea, madre de uno de los encausados, ha declarado que “este año y medio ha sido un calvario y sólo nos hemos sentido arropados por la fuerza y el cariño de la gente que hoy se está demostrando de manera palmaria”. “La sensación de injusticia que estamos padeciendo es una situación que percibe la ciudadanía”, ha destacado.

“No podemos permitir que jueguen con la vida de nuestros hijos con las cartas marcadas y negándoles un futuro sólo por sus intereses”, ha criticado Goikoetxea que ha reconocido que afrontan el juicio de este lunes “sin mucho optimismo porque nos han denegado la mayor parte de pruebas” así como la recusación de la magistrada que juzgará el caso “porque está casada con un alto mando de la Guardia Civil”. “Vamos a un juicio donde al menos la apariencia de justicia no se ve”, ha opinado.

De la misma manera, ha valorado la petición de Amnistía Internacional de que se retiren los cargos de terrorismo en esta causa y ha indicado que “es algo que a lo mejor el Gobierno de España se lo tendría que hacer mirar”. “Quieren equipararse con una democracia homologable pero los hechos les están poniendo en la picota. Esta situación no ocurre en una democracia plena”, ha asegurado.

Por su parte, el alcalde de Alsasua, Javier Ollo, ha reivindicado “justicia y para que exista justicia es necesario proporcionalidad”. Ollo ha destacado que la manifestación ha contado con “personas de distintas ideologías, que también tenemos diferencias a la hora de valorar estos hechos, pero hay un elemento que nos une: que estos hechos no se pueden calificar como terrorismo”. “Tratando estos hechos como terrorismo se está devaluando el concepto de terrorismo”, ha aseverado.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainEuskalHerria#OrainNafarroa#OrainPortada

Relacionado con