Carmen Hernández, viuda de un edil del PP asesinado por ETA, pide la reparación para todas las víctimas

Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP en la localidad vizcaína de Durango asesinado por ETA en 2000, ha pedido hoy a todos los partidos políticos...
Foto: EITB
Foto: EITB

Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP en la localidad vizcaína de Durango asesinado por ETA en 2000, ha pedido hoy a todos los partidos políticos que acuerden un “reconocimiento igual para todas las víctimas” y que los populares se incorporen a la ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco.

Hernández ha hecho estas reclamaciones en declaraciones a los medios de comunicación antes de comparecer en esta ponencia en la Cámara de Vitoria en la que no participa el PP porque entiende que no persigue deslegitimar a ETA.

La viuda de Pedrosa ha reclamado a los partidos políticos que se pongan a trabajar, “que no se tiren los trastos a la cabeza y que lleguen a acuerdos”, porque según ha remarcado, todo el mundo no tiene “toda” la razón y es necesario “ceder” para lograr consensos “de reconocimiento igual para todas las víctimas”.

“Ha habido mucho sufrimiento por ambas partes, hay víctimas que todavía están sin reconocer, víctimas de torturas, de violencias de derechos humanos. Lo que pedimos es justicia y verdad, con reconocimiento y reparación de forma equitativa para todos”, ha resumido Hernández.

Así ha emplazado al PP a que se incorpore a esta ponencia para que se oiga su voz y “en lo que no tiene razón ir bajando el tono”, porque, según ha remarcado, en el trabajo de construir la memoria y la convivencia en Euskadi “no sobra nadie”

“Deberían incorporarse y cuanto antes lo hagan antes podríamos ir construyendo una convivencia en paz y libertad. Todavía falta mucho pero hay que ir dando pasitos e intentar ser generosos”, ha añadido.

También ha tenido palabras para EH Bildu, al que ha pedido que haga “autocrítica” y que “reconozca de una vez por todas que matar estuvo mal ahora y estará mal siempre, que los derechos humanos son un absoluto ético” y que “tienen que ser respetados”.

Asimismo ha puesto el foco en los medios de comunicación y ha indicado que ha habido “muchas veces” en las que no se ha deslegitimado la violencia.

En definitiva ha asegurado que con su presencia hoy en la ponencia quiere poner su “granito de arena”, dar un “empujón” a los partidos para que lleguen a consensos con el objetivo de lograr una convivencia mejor en el País Vasco.

Ha reconocido los avances logrados en reconocimiento de las víctimas en los últimos años, pero ha afirmado que las primeras se encontraron “muy solas en todos los sentidos”.

También ha recordado que cuando fue asesinado su marido se prometió ser fuerte por sus hijas y que ha colaborado en los programas impulsados por distintos gobiernos vascos en favor de la convivencia.

Secciones
#OrainEuskadi#OrainPolitika

Relacionado con